7 claves para aumentar las oportunidades de venta a través de tu web

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Todo negocio busca aumentar su conversión. ¿Y qué es eso de la conversión? Pues, la conversión en marketing digital no es otra cosa que “guiar” al usuario que accede a nuestra web para que lleve a cabo la acción que queremos conseguir de ellos. Estas “acciones guiadas” pueden ser de muy diversa índole: lograr una suscripción a nuestro blog, conseguir que rellene un formulario, realizar una compra, descargar un pdf o que nos siga en nuestras redes sociales.

Claro está que dependiendo de las características de negocio, necesitaremos que los usuarios que “aterricen” en nuestra página web lleven a acabo unas acciones u otras para lograr nuestro objetivo final. Para conseguir que este usuario llegue desde el punto “A” en el que se encuentra, hasta el destino que deseamos y que se encuentra en el punto “Z”, existe un largo camino por el que el usuario debe transitar. Nuestra misión es conseguir que el usuario llegue a buen puerto sin despistarse por el camino.

 

Viajar a través del embudo de conversión

Para que este viaje por nuestra web sea lo más satisfactorio y ágil posible, debemos señalizar bien. Esta “señalización web” la obtenemos aplicando un funnel o embudo de conversión. Con la aplicación de este embudo de conversión podemos detectar en qué etapas del viaje perdemos viajeros. Al separar el camino en etapas, podremos detectar más fácilmente cuáles son los errores que estamos cometiendo en cada fase que provocan la “huída” de los usuarios.

Este funnel o embudo de conversión puede tener muy distintas etapas que se alargarán más o menos en función de la naturaleza de la decisión de compra, si estamos ante una compra impulsiva, sugerida o meditada. Pero, por tener un guion básico, podemos seguir las etapas marcadas en el famoso “Método AIDA”. Este método de marketing digital distingue cuatro etapas o fases de embudo: captar la atención de los usuarios; generar interés; provocar deseo de compra y, finalmente, pasar a la acción.

En este artículo nos centraremos en darte siete claves para aumentar las oportunidades de venta a través de tu web. Ten en cuenta que no es lo mismo comprar un bolso en una tienda online que elegir un guardería o colegio para tus hijos. Los procesos de compra mentales que seguimos los consumidores son muy diferentes en cada uno de los casos. ¡Comenzamos el viaje y te damos las claves del éxito!

 

Generar confianza

Es mucho más sencillo que un usuario se compre unas zapatillas a través de una aplicación móvil de tienda online, que formalice la solicitud de información para visitar el futuro colegio de sus hijos que requerirá de más tiempo de análisis. Para tomar este tipo de decisiones de transcendencia, nos tomamos nuestro tiempo y comparamos de forma exhaustiva diferentes opciones.

Si nuestra empresa ofrece un producto o servicio que requiere de una compra meditada, debemos realizar una labor “evangelizadora” con los usuarios que visiten nuestra web. Debemos hacerles sentir cómodos desde el primer momento y darles la confianza necesaria para que sigan consultando los contenidos que tenemos preparados para ellos.

Para ello, un diseño web cuidado es fundamental. Los mensajes deben ser muy claros y responder a las principales preguntas que el usuario pueda tener cuando acude a nosotros. Siguiendo con el ejemplo del momento de elección de escuela infantil para nuestros hijos, si somos un colegio infantil, los primeros impactos que el usuario recibe en nuestra web podrían ser: una galería de imágenes reales en las que se puede observar el día a día de la escuela (niños en las aulas, profesores, espacios exteriores del centro, espacios destinados al deporte, etc.); tras esta primera idea transmitida en imágenes, aportaremos mensajes claros sobre lo que ofrece nuestra escuela en cuanto a su modelo formativo y ventajas claras que aportaría a los niños y niñas.

La información debe estar estructurada de mayor a menor importancia, ya estemos ante compras impulsivas o meditadas, y debemos aportar información suficiente para que el usuario responda a sus dudas iniciales. Todo ello presentado en una única página de inicio, para que realizando un scroll de un máximo de cuatro pasos, conozca nuestro negocio de forma clara y sencilla. Captaremos su atención y generaremos interés.

 

 

Saber comunicar el ‘core business’

Es recomendable aprender a mostrar el corazón de nuestro negocio, transmitir lo que mejor sabemos hacer. Si tenemos una división de negocio principal, ésa es la que debe situarse en el centro de nuestras comunicaciones. Aunque trabajemos más verticales, la comunicación principal que reciban los usuarios de nuestra página web debe estar centrada en nuestro ‘core’ y ser, por tanto, la información más visible. No es necesario comunicar toda nuestra oferta en un primer momento.

Es importante estructurar y jerarquizar la información que ofrecemos a los usuarios a través de un diseño web planificado, para orientar a nuestros usuarios y dirigirles por el camino correcto hasta lograr nuestro objetivo de conversión.

Cuando un usuario aterriza en una web y se siente desorientado y confundido con los contenidos que le estamos mostrando, lo más probable es que abandone nuestra web en busca de otra que resuelva sus dudas.

 

Los usuarios pasan por diferentes etapas secuenciales en su proceso de compra #OportunidadVenta Clic para tuitear

 

Poner cara a nuestro negocio

Unido al punto inicial, para transmitir confianza a los usuarios, es interesante presentar al equipo que hay detrás del proyecto empresarial. Unas fotos de caras sonrientes, unidas a un pequeño resumen que incluya la trayectoria profesional de las personas que forman el equipo humano, puede ser una buena forma para lograr que el usuario conecte con nosotros y comience a generar un vínculo emocional.

En este apartado, un vídeo en el que repasemos la historia del proyecto y los principales mensajes a transmitir, puede ser una opción muy válida para dar a conocer de forma sencilla aquello que queremos comunicar y continuar generando ese deseo de compra.

La estrategia “ponle cara al negocio” es especialmente relevante en proyectos como centros educativos, residencias de mayores, hospitales, etc., ya que estos negocios tienen un claro componente humano.

 

 

Crear comunidad

Un paso más sería conseguir que los usuarios establezcan una comunicación continua con nosotros y con el resto de miembros que formarán parte de nuestra comunidad. En una etapa inicial, organizar eventos y publicarlos en nuestra web, ya sean webinars de formación online o jornadas/reuniones que se lleven a cabo en el ‘mundo físico’, pueden contribuir a crear esta red de usuarios afines que tengan a nuestra empresa como punto de conexión.

Quizá el usuario no se anime a participar en un primer momento, pero será consciente de la posibilidad que se le ofrece y de la magnitud del proyecto. Sin duda, aumentaremos el alcance de nuestro negocio más allá de las fronteras de la pantalla del ordenador y echamos más leña al fuego de la hoguera del deseo de compra.

 

Un blog con información relevante es una buena forma para convertirnos en referentes #BlogEmpresarial Clic para tuitear

 

Los formularios de información

Una vez el usuario ha pasado por las etapas anteriores, para aumentar la conversión en las compras meditadas, es esencial incluir un formulario de información de fácil acceso (incluso situándolo al finalizar el scroll en la página de inicio) para que el usuario tenga un vehículo mediante el que comunicarnos sus dudas y concertar una visita, por ejemplo.

La gestión que hagamos de la recepción de estos formularios debe ser rápida y eficaz para lograr resolver las dudas en el momento en el que el usuario sigue interesado en nosotros. Aquí el usuario ya habrá pasado a la acción.

 

Las palancas de compra

Las palancas de compra son buenos métodos para crear urgencia en el usuario con el objetivo de aumentar la conversión. Por ejemplo, puede ser muy útil en tiendas online. A priori, no parece una buena estrategia para compras meditadas, pero puede serlo si las sabemos adaptar.

Una palanca de compra en un comercio online puede ser un cupón descuento, un “último día de compra”, descuentos en días especiales, sugerir productos relacionados con sus búsquedas o proponer ofertas antes de que el usuario abandone la web.

 

Convertirnos en referentes

Al hilo del punto anterior, un blog con información relevante para nuestros usuarios es una buena forma para convertirnos en referentes en nuestro sector. Ofrecer información de interés y actualizada es clave si queremos aumentar la conversión en compras meditadas.

Para ello, definir un plan de Marketing de Contenidos puede ayudarnos a ofrecer contenidos valiosos para nuestros usuarios. Esta es una buena estrategia para que se conviertan en futuros clientes. Conseguirás, además, mejorar la imagen de marca y posicionarte mejor en buscadores. Escucha a tus usuarios y ofréceles aquello que están buscando. Si logras dar respuesta a sus necesidades a lo largo del tiempo, tu cliente puede convertirse en prescriptor y ser uno de los mejores embajadores de la marca.

 

 

 

 

Dejar una respuesta

¿Quieres compartirlo?

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0