Cómo elegir una buena empresa de diseño de paginas web

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Estar en Internet ya no es cosa de unos pocos. Hasta la panadería de la esquina ha diseñado una página web en la que informa de la cantidad de avena, trigo o cebada que lleva su pan de cereales. Antes, el diseño web era más plano, los sites solían tener algunas imágenes y un simple menú sobre el que navegar, pero las posibilidades que nos permite ahora el diseño web son infinitas.

Si estás planteándote que ya es hora de lanzarte a Internet con tu propio site, incluso si el diseño que tienes se ha quedado obsoleto y crees que es hora de cambiarlo, es importante que tengas en cuenta esta serie de consejos que te ayudarán a elegir una buena empresa de diseño web.

Tener una página o mejorar la que ya tienes te ayudará a crear tu imagen de marca, pero además, mejorará tu posicionamiento en el mercado y puede hacer que te sitúes por delante de tu competencia.

1. Explica lo que quieres:

Es fundamental para contratar a cualquier empresa de diseño. En las primeras reuniones que mantengas, detalla qué es exactamente lo que buscas. ¿Cuáles son tus finalidades? ¿A quién quieres llegar y cómo? No es lo mismo diseñar una web con un catálogo de productos, como la panadería que comentábamos anteriormente, que desarrollar una página personal, un e-commerce, un minisite, o una web corporativa pura y dura.

2. Fíjate en qué servicios ha dado y a quién:

Es importante que la compañía a la que encargues el diseño web te dé un buen servicio y tenga experiencia. Hay muchos vendedores de humo que dicen crear verdaderas maravillas y en realidad no tienen experiencia.

Hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Es la empresa de diseño web capaz de generar un desarrollo integral?
  • ¿Qué experiencia tienen? ¿Saben posicionar páginas en internet?
  • ¿Cuáles son sus credenciales? ¿Para qué clientes han trabajado y qué trabajos han realizado?

Un buen profesional estudiará tu caso en profundidad y te dará una solución para aumentar tu valor en el mercado. Una buena empresa de diseño web estudiará a tu competencia, verá lo que han hecho bien y mal y porqué y se interesará por conocer lo que quiere tu cliente final.

Galería

3. Pide un diseño web flexible:

Con ello, no necesitarás de terceros para actualizar tu información. Tú mismo serás el encargado de administrar tus contenidos, a través de un gestor o CMS, actualizar textos, subir fotos y vídeos sin necesidad de que la empresa de diseño web lo haga por ti. La empresa de diseño web que elijas te dará la página completa, con los primeros contenidos, y te la dejará lista para que, a partir de ese momento, seas tú quién pueda encargarse de ella.

4. Orientación al cliente:

Una buena empresa de diseño web sabrá que lo principal para ti es tu cliente. Te creará una página en la que tus clientes serán capaces de encontrar lo que quieren en el menor tiempo posible y con la menor cantidad de clics. Si el cliente no encuentra lo que quiere, recuerda que no sólo se irá, sino que no volverá más. Por el contrario, un cliente satisfecho llamará siempre a más clientes.

Galería

5. Solicita un diseño atractivo:

Un profesional del diseño web, te creará una página visualmente atractiva, donde se combine una buena interfaz gráfica con un buen funcionamiento. En concordancia con tu identidad visual, podrá crearte una web atractiva visualmente que combine con la navegabilidad y la usabilidad. Pide asesoramiento y deja claro a los profesionales del diseño web qué es lo que quieres.

6. Conoce a los profesionales:

Antes de empezar a trabajar con una empresa de diseño web, pregúntate por sus profesionales.

  • ¿Quiénes son? ¿Qué experiencia tienen? ¿Son dignos de confianza? Vas a contratar un servicio, ¿Por qué no ir a conocerles?
  • ¿Cuál es su método de trabajo? ¿Qué planificación te han dado?
  • ¿Cuántas personas trabajarán en tu proyecto?
  • ¿Habrá un responsable? 

7. Huye de lo excesivamente caro y de lo excesivamente barato:

Nadie da duros a pesetas. Recuerda que crear una página web no es un gasto, sino una inversión de cara al futuro. Hay diseñadores que realizan web por 200 euros, pero al final lo barato termina saliendo caro. Elegir un buen diseñador web te dará una tranquilidad que otro no lo hará. Con un buen diseño, podrás aumentar tu productividad, ganarás tiempo, generarás más clientes y mejorarás tus ganancias. Paga lo justo, ni mucho ni poco. Pregunta si tienes dudas y pide que te establezca un plan de precios en base tus necesidades.

8. Utiliza el sentido común:

Aplicando el sentido común será más fácil tomar una decisión y conseguir ser mucho más eficaz.

Esperamos que te hayan sido de utilidad estos consejos. ¿Y tú? ¿En qué te fijas para contratar una empresa de diseño web?

 

Dejar una respuesta

¿Quieres compartirlo?

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0