En qué consiste y porqué interesa la tecnología móvil NFC

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0

El lanzamiento del iPhone 5 sacó a la palestra una tecnología de la que se estaba empezando a hablar y que no se incluía en el nuevo smartphone de la manzana: el NFC.

Aunque Apple no este aún por la labor de incluirlo en sus terminales, numerosos fabricantes de móviles sí se han lanzado a apostar por esta tecnología en sus nuevos modelos. Por eso, es un buen momento para hablar sobre el ella y plantear algunas de sus posibilidades.

¿En qué consiste el NFC?  

El NFC (Near Field Comunication, o comunicación en corto alcance en español) es una tecnología que permite intercambiar información entre dispositivos cercanos (~ 10 cm). La comunicación se realiza entre dos móviles que tengan esta tecnología o bien, entre un móvil y lo que podríamos llamar un ‘tag’ NFC, un pequeño chip que puede almacenar e intercambiar datos. La distancia tan corta permitida consigue una mayor seguridad en los intercambios de información.

En 2011 se equiparon 50 millones de smartphones y tabletas con NFC y se podría llegar a los 300 millones en 2013. En Corea y Japón su uso está muy extendido desde 2004 y se está extendiendo con rapidez en otros países como Estados Unidos y más lentamente en Europa, sobretodo en España,  aún muy en pañales. En Francia, por ejemplo, un mercado que conozco bastante bien, ya se empiezan a hacer pruebas con esta tecnología: varias ciudades ya permiten pagar el transporte público vía NFC; el grupo de supermercados Casino lo esta testando en sus tiendas de París; los operadores de telefonía han creado Cityzy, y se están generando muchos grupos de trabajo a nivel de agencias y anunciantes, además de forums para tratar el tema.

El NFC se está presentando como una revolución que cambiará nuestra forma de utilizar el móvil.

Veamos las posibilidades nos ofrece esta tecnología:

1. Pagar con el móvil 

Parece que el smartphone está a punto de convertirse en una nueva cartera, permitiendo al mismo tiempo pagar nuestras compras y  almacenar los puntos de fidelización, cupones de promoción, etc.

Por ejemplo en Japón ya existen más de 370.000 establecimientos equipados con NFC.

Esto es tan revolucionario como cuando aparecieron las tarjetas de crédito hace más de 30 años. Para los que se preocupan por el tema de la seguridad y del robo de su dispositivo móvil, que piensen en las tarjetas de crédito que a diario llevan en la cartera y de las que nunca se preocupan. Además, hay que tener en cuenta que es posible desactivar fácilmente el pago por móvil en caso de extravío o robo, simplemente desde un ordenador. Si eres, como yo, despistado por naturaleza, siempre puedes volver a activar el servicio, cosa que no ocurre al perder una tarjeta: si la anulas, tienes que encargar una nueva y esperar a que te llegue.

En este aspecto, Google se ha puesto las pilas con su aplicación Wallet.

2. Intercambio de datos entre móviles

Una de las funciones más simples del NFC es la de permitir el intercambio de información entre dos smartphones con simplemente acercándolos: contactos, agenda, fotos, música, variedad de ficheros, etc.

Esta función puede recordarnos al Bluetooth pero con más ventajas: rapidez de conexión, mayor seguridad debido a que la necesidad de acercar los terminales supone pedir una acción voluntaria del propietario del aparato, y un menor consumo de energía.

3. Adiós a las tarjetas, abonos, tickets del transporte público, conciertos, museos… 

Autobús, metro, tranvía, etc., ¿Por qué añadir un ticket más dentro de nuestra ya abultada cartera, cuando nuestro móvil puede hacer lo mismo?

En Niza están probando esta tecnología y es posible comprar un ticket de cualquier transporte público directamente en el móvil y canjearlo o validarlo en el terminal para tal fin, antes de subirse al transporte en cuestión.

Este uso es extensible a los billetes de tren y de avión, y también a otras cosas que requieren del uso de una tarjeta o de un ticket: conciertos, congresos, entrada a museos o estadios de fútbol, eventos deportivos, etc.

Tampoco podemos olvidarnos de las funciones complementarias que se le podrían asociar: cargar automáticamente información sobre el partido, acceder al plano de la sala de concierto para encontrar el sitio, recibir información sobre los pintores de una exposición, etc.

4. Obtener información sobre un anuncio, producto o monumento

Es uno de los usos donde podría tener más éxito. Transformar el mobiliario urbano, carteles o productos en objetos “comunicacionales” capaces de transmitir información suplementaria a las personas interesadas permitirá las siguientes ventajas:

  • Ya no será necesario llenar los anuncios con texto para hacer llegar la máxima información, que suele producir el rechazo de la gente.
  • Visitar una ciudad y leer directamente en tu smartphone la descripción de los monumentos más interesantes.
  • Mirar el cartel de una película o de un festival y poder ir directamente a su página en Internet para hacer una reserva.
  • Obtener más información sobre un producto en una tienda accediendo directamente a la ficha técnica.

En este caso se asimila al principio de los códigos QR o BIDI pero más fácil de usar y más ergonómico: no es necesario precargar ninguna aplicación y escanear un tag oscuro. Basta con acercar tu móvil y recibir la información. Tan fácil como eso.

5. Hacer más moderno e interactivo el comercio

Además de las mencionadas anteriormente, las posibles aplicaciones para una tienda física son enormes y representan uno de los campos más interesantes del desarrollo del NFC.  Veamos algunas posibilidades:

  • Sentarse en un restaurante y recibir el menú interactivo, con sólo poner el móvil sobre la mesa. Tu comanda llega directamente a los empleados, ¿Qué te parece?
  • Obtener cupones de descuento o puntos de fidelidad al pasar por la caja (¡se acabaron las tarjetas de fidelidad!).
  • Interactuar con una red social haciendo ‘like’ en un tienda o compartiendo tu localización en Foursquare de la forma más sencilla posible.

6. Se acabaron las llaves 

Uno de los puntos interesantes de esta comunicación de corto alcance es el de poder activar o desactivar ciertos objetos o aparatos de forma segura, como una llave. De ahí la idea de poder abrir puertas gracias a un móvil NFC.

Es el mismo sistema que ya ofrecen algunos hoteles. En lugar de tener que fabricar y distribuir trozos de cartón o de plástico para llevar el chip, se podría recurrir al que ya esta presente en el interior de nuestro móviles.

De usarlo como llave para la habitación de un hotel, a utilizarlo como llave para abrir la puerta de un coche sólo hay un paso.

7. Tarjetas de visita interactivas

Sabiendo que un vídeo o una presentación animada muchas veces vale más que un largo discurso, comprenderéis inmediatamente el enorme potencial que supone el integrar NFC en las tarjetas de visita.

No hay que olvidar la rapidez con la que la transferencia de datos se realiza. Mucho más fácil que el escaneo de un código QR.

8. Programar acciones para nuestro móvil 

Con la ayuda de un pequeño chip que cuesta unos pocos euros y con una sencilla aplicación en tu smartphone es posible programar muchas acciones para tu móvil cuando le aproximas al chip. Por ejemplo:

  • Activar el bluetooth y el Google Maps Navigation, desactivar el Wi-Fi, y lanzar vuestra música preferida al colocar el móvil sobre un soporte o simplemente al pasarlo por un chip instalado en el coche.
  • Dejar sólo el vibrador, bajar la intensidad de luminosidad de la pantalla y activar una alarma al dejar pasar el móvil sobre un chip colocado en la mesilla de noche.
  • Activar el Wi-Fi y conectaros automáticamente a la red de vuestra casa en cuanto entráis por la puerta.

Las posibilidades son enormes y ya existen una serie de aplicaciones que permiten hacer todo esto:

  • El NFC task launcher.
  • Los SmartTags para los Xperia de Sony, aunque la idea de pasar el móvil por encima de la ficha me parece un gesto inútil. Me gusta más el concepto de tiras adhesivas invisibles pegadas en sitios estratégicos. Pero como punto de partida para que los usuarios se vayan haciendo a esta tecnología me parece muy bien.
  • Samsung ha lanzado TecTile bajo el formato de pequeñas etiquetas adhesivas.

Fuentes:

[the_box width=”100%” type=”info”]Sobre el autor y agradecimientos: Samuel Diosdado, experto en Marketing Digital, vuelve a acompañarnos en nuestro blog con un artículo increíblemente útil y que puede ayudar a que nuestras empresas empiecen a tomar posiciones respecto a la nueva tecnología NFC. Como en casos anteriores, muchas gracias Samuel por compartir tanto con nosotros. Una gran recomendación para su blog,  www.samueldiosdado.com, que seguro os gustará. Disculpa que nos repitamos Samuel pero ¿Para cuándo el siguiente?[/the_box]

 

Una respuesta a “En qué consiste y porqué interesa la tecnología móvil NFC”

  1. Web to Store, de la web a la tienda | SamuelDiosdado.com

    […] audiencia mientras está de compras, virtualmente o en la tienda. Y aún más, con la llegada del NFC (Near Field Communication) que permite, por ejemplo, realizar pagos con el smartphone sin necesidad […]

    Responder

Dejar una respuesta

¿Quieres compartirlo?

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0