¿Quieres tener una tienda online y no sabes por dónde empezar?

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Es muy posible que en alguna ocasión hayas pensado en vender por Internet y tener tu tienda online. Y si los has comentado con amigos seguro que también habrás oído decir que es fácil, que se hace en un momento, y que hay muchos sitios en los que puedes configurarla con tan sólo dos clics y, ¡¡Voilá!!  ya tienes la tienda montada…

Pues todo lo anterior es cierto, con un par de clics puedes tener una tienda, sin embargo, además de tener la tienda suponemos que querrás que los clientes entren y compren, ¿verdad?.

En este artículo partiremos de que ya sabes qué productos vas a vender en tu tienda online y que estás buscando opciones para crear tu e-commerce. En futuros posts iremos comentando cómo conseguir que una tienda online venda, en éste vamos a plantearte las diferentes opciones que tienes cuando ya te has decidido a crearla, y si aún no sabes qué productos vas a vender estate atento a nuestro próximo artículo sobre cómo elegir productos para vender en tu tienda online. Dicho lo anterior, manos a la obra!!

Una tienda online es una aplicación web cuya característica principal es que muestra un catálogo de productos que pueden ser comprados a través de la web utilizando diferentes medios de pago como tarjeta de crédito, transferencia, reembolso, etc.

Los clientes de la tienda online tienen la posibilidad de acceder a su área de cliente para gestionar sus pedidos,  resolver incidencias y gestionar la recepción de los productos comprados, bien descargándolos en caso de ser productos descargables (canciones, imágenes, aplicaciones, etc) o por correo ordinario a través de la empresa de transporte que utilice la empresa.

Las tiendas online también disponen de una zona de administración (backend) en la que los responsables de la misma pueden acceder a los pedidos realizados, información de los clientes, gestión del catálogo de productos, control de stocks, etc.

Éstas son las principales cosas que debes tener en cuenta:

1. Nombre de dominio y alojamiento

Como todas las aplicaciones web, las tiendas virtuales necesitan estar instaladas en un servidor web y asociadas a un nombre de dominio como “www.misupertienda.com”, así que para poner en marcha tu tienda online necesitarás contratar lo que se conoce como “Servicio de alojamiento” con una empresa especializada que reservarán un espacio en sus ordenadores para que puedas instalarla y de esta forma dejarla disponible para que pueda acceder cualquiera que esté conectado a Internet.

El nombre de dominio (www.misupertienda.com) también tendrás que contratarlo con una empresa que se dedique a su venta, que puede ser la misma con la que contrates el alojamiento. Además en muchos casos, el nombre del dominio está incluido en el precio del alojamiento de la web.

Existen empresas de alojamiento muy famosas y seguro que ya has visto algún anuncio de ellas en televisión o por internet, como por ejemplo:

Estos servicios suponen un coste que aunque no es muy elevado es inevitable y que en las opciones más económicas supone unos 60€ al año. Este precio es como todo, cuanto más caro, más prestaciones, más rapidez, mejor atención, mayor seguridad, etc.

En Retrazos te recomendamos que elijas la opción que mejor se adapte a tu presupuesto y ya tendrás tiempo de mejorar estos aspectos cuando veas que tu negocio va viento en popa ya que estas empresas permiten acceder a planes más completos también con un par de clics.

2) Elección de la aplicación web de comercio electrónico

Ahora llega el momento de crear la tienda y es aquí donde se abre un abanico enorme de opciones. Las más comunes son las siguientes: tiendas virtuales de código abierto, servicios web de comercio electrónico, desarrollos a medida de aplicaciones web de comercio electrónico.

Tiendas virtuales de código abierto

Son aplicaciones que puedes descargarte de forma gratuita e incluso instalarlas en tu propio ordenador y con las que están construidas la mayor parte de las tiendas online de Internet.

Las más utilizadas son Prestashop, Magento y WordPress+Woocommerce y seguro que habrás oído hablar de ellas en algún momento. Como muestra de su popularidad te presento el siguiente gráfico en el que aparecen la cantidad de búsquedas realizadas en Google con alguno de estos términos.

En España lo más buscado es Prestashop, Magento ha sido alcanzado por Woocommerce en los últimos años y las otras dos plataformas han ido descendiendo:

El siguiente gráfico representa las búsquedas realizadas en todo el mundo indican que el más buscado es Magento y que Woocommerce ha experimentado un gran crecimiento situándose en la segunda posición. Oscommerce es la primera plataforma de ecommerce que se creó pero ha quedado obsoleta y por eso se aprecia ese decrecimiento en la gráfica.

 

Todas estas plataformas tienen la misma funcionalidad básica, se comportan como cualquier tienda virtual que hayas utilizado. Tus clientes podrán comprar tus productos añadiéndolos a un carrito y seleccionando una forma de pago y método de envío. Las tres son similares, las diferencias vienen cuando la tienda que quieres crear tiene que hacer alguna funcionalidad diferente como por ejemplo, permitir que un cliente solicite un presupuesto online en lugar de comprar los productos. Ya no habrá botón de comprar, habrá un botón de solicitar presupuesto de los productos añadidos al carro. Ya no aparecerá la selección de formas de pago ni de métodos de envío.

Estas nuevas funcionalidades se añaden las plataformas en forma de módulos instalables que se denominan Addons en Prestashop, Plugins en Woocommerce y Extensiones en Magento. Cada uno de ellos tienen su propia web oficial desde donde comprarlas (las buenas suelen ser caras) o descargarlas si es que son gratuitas, además de que se pueden encontrar fácilmente ya que hay muchos programadores y empresas que las ponen a la venta en sus webs:

  • Extensiones de Magento: https://www.magentocommerce.com/magento-connect/
  • Addons de Prestashop: http://addons.prestashop.com/es/
  • Plugins en WordPress: https://es.wordpress.org/plugins/

Estas extensiones pueden ser muy sencillas como la que hemos comentado de los presupuestos o tan avanzadas como el propio Woocommerce que es en realidad un plugin de WordPress, la plataforma de creación de blogs más utilizada en el mundo y que es capaz de conseguir que éste se comporte como una tienda virtual.

Esta versatilidad de WordPress es la razón por la cual es el elegido para la creación de la mayor parte de webs en toda Internet. Su arquitectura está tan bien diseñada que añadiéndole la extensión adecuada es posible crear webs de funcionalidades tan dispares como casas de subastas, alquiler de coches, venta de inmuebles, … prácticamente lo que se nos ocurra.

También hay que destacar que la comunidad de desarrolladores de Woocommerce es muchísimo más amplia que la de los otros dos, por lo que será más fácil encontrar programadores especializados y también extensiones adicionales a la plataforma como módulos para instalar diferentes formas de pago, envío de newsletters, gestión de suscriptores, características adicionales especiales para los productos, etc.

Desde otro punto de vista conviene tener en cuenta también que Magento es la plataforma de e-commerce más potente de todas, pero para funcionar con rapidez necesita unos requerimientos bastante más elevados que las demás. Es decir, el plan de alojamiento que deberás contratar tendrá más coste. Sería una plataforma adecuada para tiendas con cientos de miles de artículos y gran cantidad de visitas simultáneas. Sin embargo presenta el inconveniente de que si se necesita alguna personalización especial, es necesario instalar componentes adicionales que puede que no existan en el mercado de extensiones y sea necesario programarlos a medida, lo que implica contratar a programadores especializados en Magento que son pocos y más caros.

Prestashop y Woocommerce tienen unos requerimientos en cuanto a potencia en el servidor muy similares y elegir entre ellas va más bien en gustos ya que su zona de administración es distinta y puedes encontrarte más cómodo con uno o con otro. En el caso de que tengas que instalar algún componente adicional ocurre lo mismo que con Magento, solo que la programación en estos sistemas es más fácil y no necesitarás a un programador tan experto como sería el caso de Magento.

En Retrazos creemos que para decidirse por una de estas plataformas, lo fundamental es analizar qué funcionalidades va a tener nuestra web a parte de la simple venta de productos con un carrito y pago con tarjeta ya que ésto lo hacen todas. Por ejemplo, si necesitamos que nuestra web además de vender permita solicitar presupuestos online, necesitaremos un componente adicional en cualquiera de las tres plataformas. Deberemos buscar el que mejor se adapte a las necesidades de la tienda y decidirnos entonces por la plataforma que lo tenga disponible y es en esa tarea en la que aplicamos nuestra experiencia para ayudarte a tomar la mejor decisión.

Imagina que te decides por Magento y quieres que tus clientes soliciten presupuestos online en lugar de comprar. Buscas un módulo de presupuestos para Magento y cuesta 300€, buscas a un programador que te lo haga y cuesta 500€, más tarde te das cuenta que Woocomerce tiene uno gratuito….. La elección es clara.

Servicios Web de Comercio Electrónico para tu tienda online

Este tipo de webs se conocen como SaaS (Software as a Service), software como servicio. El funcionamiento típico es que accedes a una web en la que te das de alta, introduces unos datos de registro y ya tienes la tienda creada. Existen muchas aplicaciones de este tipo, no solo tiendas virtuales. Por ejemplo el propio Gmail, Dropbox, Mailchimp, etc. Son aplicaciones que están instaladas en “la nube” y al registrarnos es como si tuvieramos una “copia” de la aplicación, en lugar de tener que descargarla e instalarla en nuestro equipo.

Tiendas virtuales de este tipo son Magento Go,Shopify, Bigcommerce, Wix, Weebly, Squarespace, etc. Quizás la que más ha ido creciendo desde su nacimiento es Shopify, que es muy visual y además dispone de gran cantidad de módulos instalables denominados Shopify Apps, aunque la mayoría son de pago. Volvemos a lo mismo, tendríamos que analizar las necesidades de nuestra tienda y comprobar que existen apps que se ajusten a ellas.

En el caso de no encontrar en el mercado la extensión que necesitamos es bastante difícil encontrar desarrolladores que las programen a medida para nosotros.

Desarrollos a medida de aplicaciones de comercio electrónico

Esta opción viene a ser como reinventar la rueda. No tiene demasiado sentido contratar a una empresa de desarrollo de software o a un amigo informático para que desarrolle una tienda virtual desde 0 porque lo que desarrollen no va a ser ni de lejos tan completo como cualquiera de las plataformas de código abierto anteriores. Es más, si una empresa desarrolla esta nueva aplicación, ganaría más dinero vendiéndosela a miles de clientes que no solo a ti y se transformaría en una de las anteriores.

Esta solución solo es adecuada si necesitamos una aplicación extremadamente eficiente y rápida, que solo implemente las necesidades de nuestra tienda. Con un desarrollo a medida tendríamos total control sobre las funcionalidades de la tienda y solo se implementarían las realmente necesarias.

Añadir que si lo que más te preocupa es el precio ésta es la opción más costosa, ya que contar con un equipo de desarrolladores durante varios meses requiere de unos niveles de inversión muy elevados.

 

3) Conseguir que tu tienda venda

Ya tenemos la tienda instalada, cargada de productos y estamos esperando a que nos lleguen pedidos…. ¡qué nervios!

Si nos han instalado un sistema de analítica web como Google Analytics, podemos entrar y ver cuántos accesos hemos tenido esta semana, nada más abrir al mundo…. Vaya, solo tres…. Argggg!!

Cómo conseguir que los internautas accedan a la tienda no es tarea fácil. Incluso conseguir que añadan productos al carro es complicado y no hablemos ya de que alguno haga clic en el botón comprar, elija pagar con tarjeta de crédito, introduzca los datos de su tarjeta y termine aceptando la operación. Mirado así parece misión imposible.

Hay cuatro cosas fundamentales que tenemos que conseguir con una tienda online para que venda: visibilidad, apariencia, usabilidad y técnicas de márketing.

Visibilidad

Si nadie nos ve, nadie nos compra, es como tener una tienda en el sótano de un centro comercial, no suele pasar mucha gente por allí. Así que lo primero que tenemos que conseguir es que los internautas puedan acceder a la web y para eso solo hay dos formas: aparecer en los buscadores o anunciarse en cualquier medio digital o no.

Los posibles clientes no van a saber que existe tu tienda a no ser que aparezcas en algún sitio y uno de los más típicos es en los resultados de los buscadores entre los que se encuentran el todopoderoso Google y su competencia Bing y Yahoo!.

Para aparecer en los buscadores existen dos formas:

  • La rápida: Pagar una campaña de publicidad. Se conoce como SEM – Search Engine Marketing  (Marketing de buscadores).
  • La leeeeeenta: Seguir una serie de técnicas dictadas por los buscadores que aplicadas a tu web harán que ésta les caiga en gracia y decidan ponerte antes que a los demás. A esto se le conoce como SEO – Search Engine Optimization (Optimización en buscadores) y es gratuito si eres tú mismo quien aplica esas técnicas. Si no tienes esos conocimientos tendrás que contratar a un experto en SEO para que consiga mejorar tu posicionamiento y eso ya no es gratis!.

Supongamos que en el buscador Google alguien escribe “comprar sombreros online” y comienza a escudriñar los resultados buscando una tienda en la que comprar. Si tu página aparece entre las tres primeras tienes prácticamente asegurado el clic y por tanto un visitante a tu web. SI no apareces hasta la quinta o sexta página, la cosa se complica y probablemente no tengas ninguna visita.

Al mismo tiempo que Google presenta sus resultados de búsqueda posicionando primero a las páginas que cumplen sus normas SEO, también aparecen otros resultados, normalmente en las tres primeras posiciones, en el lateral derecho y al final. Para conseguir aparecer en esos lugares es necesario crear un anuncio de tu web en Google o Bing. Si los usuarios del buscador hacen clic en tu anuncio, entonces tienes que pagarle a Google una cantidad variable que se establece en forma de subasta. Es decir, le pagarás a Google por cada clic que haga cualquier internauta.

Si tienes una tienda de sombreros, alguien escribe en Google “la historia del sombrero” y hace clic en tu anuncio, lo más probable es que no quiera comprar sombreros pero le estarás pagando a Google por el clic. Así que no solo se trata de crear anuncios y aparecer el primero, es importante crearlos para que hagan clic en ellos solamente aquellas personas interesadas en comprar en nuestra tienda, cosa que no es nada sencilla.

Uno de los servicios más interesantes que ofrece Retrazos Agencia Creativa es la creación de campañas SEM en Google que garantizan los mejores resultados al mínimo coste para ti.

Apariencia

El diseño gráfico de la tienda es lo primero que verá el posible comprador al entrar en tu tienda online, por lo que deberá causar muy buena impresión (Amor a primera vista). Hace años estaba de moda colocar imágenes animadas, letreros de oferta parpadeantes, colores estridentes, etc. Hoy en día los usuarios premiamos todo lo contrario, tu tienda debe dar una sensación de profesionalidad y seguridad, y ser un sitio agradable donde el usuario pueda navegar, buscar y encontrar cómodamente lo que necesita.

Es decir, tu tienda online no debería de parecerse mucho a este ejemplo. ;-)))

 

Usabilidad

El término usabilidad se refiere a la facilidad de uso de las cosas. En términos web se aplica a aquellas páginas en las que el usuario es capaz de realizar las operaciones que necesita de forma fácil. Si hablamos de una tienda online, el visitante será capaz de comprar prácticamente sin enterarse, sin errores, sin necesidad de ayuda, ni explicaciones adicionales. Cuanto más sencillo sea el proceso mejor.

En las tiendas online hay dos procesos fundamentales que deben ser muy sencillos y fáciles de seguir: la búsqueda de productos y el proceso de compra. Las plataformas de ecommerce que hemos comentado anteriormente no tienen bien optimizados estos procesos y en algunos casos son engorrosos por lo que conviene realizarles modificaciones, ya sea instalando módulos alternativos para estos procesos o bien programando.

En Retrazos Agencia Creativa somos especialistas en la optimización de tu tienda online para que el visitante no tenga problemas cuando quiera comprar o buscar productos en tu tienda.

Técnicas de Marketing

Igual que se aplican técnicas de marketing en los supermercados, colocando en la estantería central los productos que interesa vender, los productos más vendidos o necesarios al fondo de la tienda para que haya que pasar por el resto, etc., en tu tienda online también deberás utilizar otras técnicas de venta:

  • Mensajes promocionales
  • Ganchos publicitarios
  • Sistemas de suscripción

Es importante contar con expertos en marketing para conseguir aumentar las ventas de una tienda online.

Conclusión

Para crear tu propia tienda online, puedes dirigirte a una empresa de hosting como 1&1, Dinahosting, Webempresa, etc y en un par de clics la tienes lista. También podrás utilizar sus servicios de atención al cliente en el caso de que tengas algún problema, siempre estarán dispuestos a ayudarte.

Sin embargo tendrás que elegir muchas veces opciones en las que no eres experto realmente: tipo de plan de hosting, qué nombre de dominio, qué plataforma de ecommerce, qué módulos instalo, cuál es el mejor diseño para la web, qué contenido ponemos en las páginas, qué páginas incluir, aspectos legales como la política de cookies, condiciones de uso, aviso legal, etc, etc.

Por todos estos motivos es importante contar con la ayuda de empresas especializadas en Marketing Digital y en la creación de tiendas online como Retrazos 😉 . Aquí podemos ayudarte en la toma de todas las decisiones necesarias para que tu tienda venda, que es lo realmente importante, ya que realizamos todas estas tareas habitualmente para nuestros clientes: elegimos el mejor nombre de dominio, el hosting más adecuado a tus necesidades, la plataforma de ecommerce que necesitas, dotamos de visibilidad a la web, cuidamos su diseño e imagen corporativa, conseguimos que la experiencia de usuario al comprar sea inmejorable y aplicamos todo nuestro know-how en marketing para conseguir enganchar al posible comprador hasta convertirlo en cliente. Así que no lo pienses más, deja en nuestras manos todas estas decisiones y no solo tendrás tu tienda online sino que además ¡¡Venderá!!

 

Dejar una respuesta

¿Quieres compartirlo?

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0